De un tiempo a esta parte la sombra de la crisis entre Cheryl Cole y Liam Payne no para de aparecer hasta tal punto que se ha llegado a decir que habrían roto. Aunque a juzgar por la divertida anécdota que acaban de protagonizar parece que están mejor que nunca.

Y es que, hace unos días Cheryl asistió a los Prince's Trust and TK Maxx and Homesense Awards, premios que reconoce la labor de quienes trabajan en proyectos que buscan mejorar el futuro de los jóvenes. En la gala Cole coincidió con personalidades como el príncipe Carlos, Mel C, Emma Bunton, Bryan Cranston y Tom Hardy.

Este último ha sido el protagonista de un encuentro con Cheryl del que todo el mundo está hablando. Y es que, muchos fueron los que quisieron sacarse una foto para el recuerdo con Hardy, entre ellos Cheryl, que luego la artista subió a sus redes.

Varios medios han comentado que esta iniciativa se debe a una estrategia de Cole para poner celoso a Liam. A lo que el británico ha contestado con humor: "Estoy celoso, yo también quiero abrazar a Tom Hardy, qué puedo decir".