Todo apunta a que el 2017 ha sido uno de los años más complicados para Gerard Piqué y Shakira, y es que la pareja ha tenido que afrontar durante este año varias situaciones que les ha puesto en el foco de la noticia.

Por una parte, Shakira ha tenido que cancelar su gira mundial por una hemorragia en las cuerdas vocales, un problema que va a llevar a la cantante a tener que operarse para remediarlo.

Además, a esto se han sumado los rumores de una fuerte crisis en la pareja que se vieron incrementados después de la intensa bronca que tuvieron frente a sus hijos a la salida de un restaurante en Barcelona. Aunque, a pesar de ello, el abuelo del futbolista ha desmentido que la relación esté en crisis y afirma que se apoyan continuamente.

Pero es que parece que no solo hay problemas dentro de la pareja, sino que por su parte Piqué también ha tenido que estar apoyando a su madre después de que haya pasado por el quirófano por una lesión en la pierna.

¡A ver si el 2018 es mejor!