Fergie y Josh Duhamel han puesto punto y final a su matrimonio tras ocho años casados y un hijo en común, Axl de cuatro años. Fueron los propios protagonistas quienes hicieron pública esta ruptura a través de un comunicado en el confesaban que esta decisión la habían tomado a principios de año, pero que lo mantuvieron en secreto por el bien de su familia.

Ahora, la cantante ha concedido una entrevista para la revista People en la que ha contado algunos de los detalles de la ruptura: "Somos grandes amigos, nos queremos mucho, pero habíamos llegado a un punto en el que… No sé, nunca hay un momento perfecto para hacerlo público, así que simplemente decidimos que fuera así", decía la artista.

Pero, ¿por qué hacerlo público ahora?, ha sido una de las preguntas que la artista ha tenido que responder: "Honestamente, se estaba volviendo un poco raro que siguiéramos fingiendo que seguíamos juntos cuando la prensa nos hacía preguntas de pareja", confiesa.

Parece que se trata de una separación amistosa, tal y como lo ha asegurado la propia Fergie: "Ajustamos todo en la intimidad y acordamos compartir la custodia de nuestro hijo Axl, que iba a empezar el colegio cuando nos separáramos. Así que Josh y yo nos alternamos para acompañarle al colegio antes de que empezaran las clases, para ver cómo reaccionaba con los profesores y con sus amigos una vez que asimiló la noticia".