Harry Styles ha vivido uno de los momentos más embarazosos de su carrera musical durante el concierto benéfico 'We Can Survive 2017' celebrado en Los Ángeles. Una de sus fans ha superado el llamado fenómeno fan al tocarle el paquete al miembro de la banda 'One Direction'.

Tras este instante, el público no ha tardado en hacer circular por Internet un vídeo en el que se ve a la chica tocando sus genitales justo cuando el cantante se acerca al borde del escenario. Pero a pesar de estar muerto de vergüenza, Harry ha continuado con su actuación sin opinar al respecto.

Sin embargo, su fandom no ha reaccionado igual y no ha tardado en lanzar un hashtag en Twitter apoyando al cantante tras considerar totalmente fuera de lugar el comportamiento de esta fan.

Esperemos que Harry no tenga que volver a vivir una situación así y que todo el fenómeno fan conozca también sus límites.