La familia de George Michael no consigue superar su pérdida. La autopsia no ha desvelado una respuesta concluyente sobre los motivos de la muerte del artista, y un mes y medio después de su fallecimiento aún no ha podido celebrarse el funeral. Esta situación está siendo muy dolorosa para la familia, que por si fuera poco, ahora han tenido que solicitar una investigación por la filtración de la llamada que el novio del cantante hizo a los servicios de urgencias cuando encontró a su pareja sin vida, en la que detallaba cómo encontró el cuerpo del artista.

Los allegados del cantante, que han declarado estar "verdaderamente horrorizados", han dejado el caso en manos de sus abogados que están trabajando para conseguir descubrir cómo consiguieron filtrar a la prensa la llamada. "La familia y amigos de George están extremadamente disgustados porque una grabación tan personal, dolorosa y claramente confidencial se haya filtrado", se puede leer en el comunicado que han emitido los abogados.

La familia no puede creer lo sucedido, y los abogados, que harán lo posible por ayudar a los seres queridos de George, han declarado en dicho comunicado que: "Se lleva a cabo una investigación completa a fin de establecer cómo ha podido estar disponible ese material y esperamos que se descubran al culpable(s)". "Creemos firmemente que cualquiera que se pone en contacto con las autoridades de emergencia en situaciones como esta debería tener derecho a esperar que esas grabaciones no van a ser divulgadas por los medios y es profundamente descorazonador para la familia que esta transcripción, y el audio, se hayan hecho públicos", añadieron.

The Sun o Daily Mail son algunos de los medios británicos que han sacado a la luz o bien la grabación o la transcripción de la misma. Ante esto, el servicio de urgencias ha asegurado que también ha abierto una investigación porque para ellos la confidencialidad es un asunto fundamental.