Mariah Carey se ha mostrado en las redes sociales muy feliz y emocionada con la llegada de Acción de Gracias. Aunque la ruptura con el que era su prometido, James Packer, ha sido muy reciente, la cantante ha celebrado 'Thanksgiving' junto a su exmarido Nick Cannon y sus hijos. ¿Estarán pensando en darse otra oportunidad?

Aunque eso no es todo, porque para más inri, Carey ha seguido sorprendiendo a sus fans y seguidores de Instagram, pues la intérprete de 'Touch My Body' ha compartido varias imágenes donde presume de un escote de vértigo. Aunque muchos son fieles al estilo de la cantante, no todo han sido elogios para ella.

Mariah fue a hacer la compra a Whole Foods Market, una tienda de comestibles, y aprovechó para fotografiarse mientras se encontraba en la cola para pagar, con dos piñas (una a cada lado de sus respectivos senos), con los platos de comida… Pero siempre luciendo palmito.

Sus followers han sido muy críticos con ella, pues consideran que: "Esta mujer no sabe ser sexy. Vestirse así no es sensual, sobrepasa ciertos límites", decían algunos, mientras que otros le faltaban el respeto de la siguiente manera: "Me encantaría ver esas jarras (tetas) en la tienda algún día".