¡Vaya semanita de descuidos llevamos en redes sociales! Si este miércoles era la presentadora Irene Junquera la que revolucionaba las redes sociales después de publicar un Instagram Stories donde a través de un reflejo se podía ver su cuerpo completamente desnudo, ahora ha sido la joven cantante Rosalía la que la ha liado pero bien.

Rosalía quiso presumir de la relación que mantiene con Pablo Alborán, y del gran arte del cantante, compartiendo una imagen de la conversación que había mantenido con el artista vía WhatsApp. De lo que no se percató Rosalía es que también estaba compartiendo el teléfono móvil de Alborán.

Tras esto, y aunque Rosalía borró rápidamente la imagen, el teléfono de Pablo ya había circulado por la red y debieron ser tantos los mensajes y llamadas que recibió que el cantante terminó desactivando el móvil. Vaya, vaya…