Este fin de semana ha tenido lugar el único concierto de Enrique Iglesias en España con motivo de su gira 'Love Sex' al que acudieron unas 30.000 personas a El Sardinero en Santander.

Un espectáculo que dejó bastante que desear tal y como se han quejado miles de fans que asistieron al concierto y expresaron su indignación a través de las redes sociales: "Concierto lamentable", "atraco a mano armada", "Que nos devuelvan el dinero" o "No es que cante mal, es que no canta", son solo algunas de las quejas con las que han ardido las redes sociales.

Y es que, el artista empezó media hora tarde y el concierto duró solo una hora y veinte minutos, un show muy corto teniendo en cuenta el precio de las entradas. Esto añadido a que Iglesias se fue sin despedirse tras entonar su última canción 'I like it' dejando a todos los presentes con la boca abierto.

Pero, no contento con esto, parece ser que el cantante ha hecho oídos sordos a tal indignación y horas después de acabar el concierto enviaba un mensaje por sus redes sociales como si nada hubiera pasado.