Enrique Iglesias vivió una de sus noches más especiales el sábado en Madrid. El cantante volvía a actuar a la capital por primera vez tras siete años y nadie quiso perdérselo, ni siquiera su madre, Isabel Preysler, junto a Mario Vargas Llosa, además de sus hermanas Tamara Falcó, Ana Boyer y las gemelas Victoria y Cristina Iglesias.

Así Enrique logró reunir bajo el mismo techo tanto a su familia materna como a la paterna, y todas ellas dejaron rastro de lo bien que se lo pasaron durante del concierto en sus redes sociales. Especialmente Tamara, que lo dio todo junto a Ana, quien celebraba su segundo aniversario de boda junto a Fernando Verdasco.

Después Enrique, Tamara, Ana y Verdasco se reunieron para cenar en un conocido restaurante de la capital madrileña, tal y como publicaba Tamara en sus redes sociales junto al hashtag: "familyfirst" (la familia lo primero).

Pero antes de eso, en el backstage se reencontró con su madre, con quien se fundió en un emotivo abrazo con el que dejaban claro que, a pesar de la distancia, hay un estrecho vínculo entre ellos. Un momentazo que no se perdió Vargas Llosa, que observó de cerca y muy emocionado la escena.

Seguro que te interesa...

Enrique Iglesias confiesa por primera vez cuántos años ha estado sin hablarse con su padre, Julio Iglesias