Mariah Carey se ha llevado un susto tremendo durante sus vacaciones. La estrella del pop está disfrutando de unos días de relax junto a sus hijos, los gemelos de 7 años Moroccan y Monroe Cannon, fruto de su relación con su exmarido Nick Cannon. La artista ha compartido en Instagram varias fotos familiares a bordo de su yate.

Sin embargo, no son estas imágenes las que más han llamado la atención de los fans de la intérprete de 'All I want for Christmas is you'. Lo que parecía una jornada tranquila en alta mar derivó en una tensa situación cuando Carey se percató de la presencia de un invitado inesperado.

A poco más de un metro de distancia, un enorme tiburón se había acercado hasta la embarcación en la que la artista disfrutaba de un día de asueto con su familia. La diva del pop inmortalizó la escena grabando un vídeo de Instagram en la que se la ve aparentemente tranquila, pero en la que confiesa estar pasando un mal rato: "Se supone que no debería tener miedo, pero... ¡tengo miedo! Estoy inquieta. ¡Es enoooorme!"