El pasado 7 de noviembre fallecía uno de los grandes músicos de la historia, Leonard Cohen, a los 82 años de edad. Este 2016 se está llevando a grandes artistas, ya que Prince y David Bowie también nos han dejado.

Tras el entierro de Cohen, su hijo Adam quiso escribirle unas emotivas palabras a través de sus redes sociales a modo despedida: “Mi hermana y yo acabamos de enterrar a nuestro padre en Montreal. Solo con la familia más cercana y algunos amigos de toda la vida presentes, fue enterrado con un ataúd de pino sin adornos, al lado de su madre y su padre”, ha publicado.

“Hay tantas cosas por las que me gustaría darle las gracias, solo por última vez. Le daría las gracias por el consuelo que siempre me ha dado, por la sabiduría que me otorgó, por la maratón de conversaciones, por su cegador humor. Le daría las gracias por tenerme, por enseñarme a amar Montreal y Grecia”, seguía escribiendo. También agradece el amor que su padre le ha inculcado por la música, además de los miles de mensajes de apoyo y de ánimo recibidos: “Gracias por vuestros atentos mensajes, por los torrentes de simpatía y por vuestro amor por mi padre”.