Antonio Orozco actuó este pasado jueves en el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas en el que seguramente haya sido uno de sus conciertos más emotivos.

Y es que los que estuvieron presentes en el evento aseguran que, de manera indirecta, Orozco le dedicó muchos gestos de cariño a la madre de su hijo, Susana Prat, quien falleció el pasado mes de octubre tras una larga lucha contra la enfermedad que padecía.

Aunque hacía mucho tiempo que estaban separados, tenían muy buena relación y se guardaban mucho cariño. De hecho, el cantante acudió al funeral de su exmujer completamente destrozado y canceló algunos conciertos de su gira para poder despedirla y estar junto a su hijo en tan duros momentos.

El artista está pasando por una época emocionalmente muy complicada, el año pasado también tuvo que decirle adiós a su gran amigo y productor Xavi Pérez quien falleció de forma repentina, algo que también afectó mucho al cantante.