Tras su paso por Eurovisión, Edurne no ha parado ni un solo segundo. No en vano su disco se llama ‘Adrenalina’, porque lo ha creado en medio de todo este no parar de su experiencia eurovisiva.

Asegura que este sexto álbum es “vuy versátil, aunque he querido volver al pop/rock que es donde me siento más cómoda”. Este nuevo trabajo incluye tres temas en inglés, pero si tuviera que decantarse por su canción favorita sería ‘Dudar’, con la que nos ha deleitado en vivo y en directo a capella.

De su experiencia en Viena recuerda “los seis duros meses de trabajo”, aunque no olvidará nunca esta vivencia de la que ha disfrutado al máximo. Pese a que quedó en el puesto 21, ella está encantada con el trabajo realizado y, sobre todo, porque “sigo recibiendo el cariño de la gente por la calle”.

Este verano no tendrá mucho tiempo para descansar: “Veo complicado poder irme de vacaciones con mi chico, David de Gea, porque no paro de trabajar”. De hecho, inicia gira en Alicante el próximo 18 de julio. Pero tras cuatro años viviendo su relacion en la distancia aseguran que están “muy felices y muy contentos”.

Edurne está viviendo uno de sus mejores momentos, pero también ha sido muy duro perder a su perro Vepo tras quince años juntos, “formaba parte de la familia”.

Entre sus mayores deseos está ir a Latinoamérica: “Sé que allí tengo muchos fans porque me piden continuamente a través de redes sociales que vaya para allá”.