La ciudad de Los Ángeles se vistió de gala para recibir a los mejores cantantes del momento en la celebración de la 31 edición de los 'Music Video Awards'.

Desde Beyoncé, pasando por Taylor Swift hasta Jennifer Lopez, los estilismos de las celebrities deslumbraron en la alfombra roja sirviendo de antesala perfecta para lo que sería una noche mágica, llena de premios y momentos memorables. La pasarela previa estuvo presentada por Lucy Hale, que tuvo la oprtunidad de ir charlando con los artistas según llegaban y posaban ante los centenares de paparazzis allí reunidos.

El negro fue uno de los colores más reiterados entre las celebrities. Miley Cyrus apareció con un outifit sexy y bastante recatado para lo que nos tiene acostumbrados. Un mini top y pantalones bombachos de cuero fueron las piezas de Alexandre Vauthier que lució la artista ante los focos, todo ello combinado con su rubia y corta melena. El total black fue el protagonista de los looks de Kendall Kylie Jenner. La mayor de las Jenner lució tipazo con un conjunto de lo más sexy y transparente mientras que su hermana, Kylie, prefirió vestir un batín negro de escote pronunciado y apertura en una pierna. Kim Kardashian tampoco se perdió el gran evento y escoltada por sus dos altas hermanastras, lució un escotadísimo mini vestido de estampado geométrico.

Siguiendo con las celebs más atrevidas, el escotado vestido rojo pasión de Demi Lovato también acaparó todos los flashes. La estrella del pop presumió de curvas con un sugerente diseño que ya ha sido muy comentado por las redes sociales. Pero para atrevido e impactante, el conjunto elegido por la celebrity y esposa del rapero Wiz Khalifa, Amber Rose. Unas cadenas plateadas fueron los únicos elementos que cubrían el escueto y brillante bikini con el que decidió presentarse en la alfombra roja, un look que ella mismo etiquetó como un homenaje al revelador "vestido" de la exmujer de Marylin MasonRose McGowan, que lució en los mismos premios en 1998.

Sin embargo, la elegancia, sofisticación y el mejor estilo tuvo nombres propios como el de Beyoncé. La diva volvió a elegir el negro y el encaje para brillar con luz propia ante los objetivos. Lejos de las numerosas polémicas, rumores de infidelidades y separación de su marido, la de Houston despuntó tanto en la alfombra roja como en su actuación durante la gala, donde recibió el primer premio 'Michael Jackson Video Vanguard'.

Por otro lado, Jennifer Lopez presumió de tipazo con un conjunto plateado de tiras brillantes y escote en una pierna. Aunque para piernas las que lució Taylor Swift. A pesar de que la estrella del country-pop no suele aparecer tan sexy ante las cámaras, como si de una top model se tratara la de Nashville dejó boquiabiertos a los allí presentes con su acertadísimo outfit.