El cantante Daddy Yankee se vio obligado a suspender algunos de los conciertos por "motivos personales". En un principio se desconocía lo que podría estarle pasando al puertorriqueño, y finalmente ha sido él quien ha publicado una nota informando de los problemas que le han obligado a abandonar el mundo de la música por el momento.

La enfermedad que padece se conoce como prediabetes, y la comparte con su hija, con quien ha empezado la lucha para combatirla. La base fundamental para evitar problemas más graves es mantener una vida sana, con una dieta adecuada y mucho deporte. La enfermedad ha llevado al cantante a un cambio radical en su estilo de vida, y está adaptándose poco a poco.

Los problemas de azúcar son delicados y el cantante es consciente de ello y ha declarado: "Todavía no estoy al máximo, pero ahí vamos. Y es que esto es algo nuevo que voy conociendo cómo manejar. No es lo mismo la hipoglucemia, en la que yo sabía que si sentía algo, me comía algo y ya; ahora con esto uno tiene que estar con la disciplina ahí, con dieta y ejercicio esperando, porque esto es algo hereditario y es algo que hay que tenerle mucho cuidado".

Aunque se siente con muchas fuerzas, está tardando más tiempo de lo previsto en volver a su vida profesional. Pero antes de hacerlo quiere asegurarse que tiene controlada la enfermedad y la delicada situación familiar que se ha generado.