Chris Brown ha hablado públicamente sobre la noche en la que agredió físicamente a Rihanna. El cantante lo ha hecho en un documental sobre su vida, 'Chris Brown Welcome to my Life', donde se ha sincerado hablando sobre todos los aspectos de su vida, tanto buenos como malos.

Aunque ya hayan pasado 8 años desde esa terrible noche, la gente nunca olvidará la cara de la cantante después de la agresión. Es por ello que Chris ha contado todos los detalles y los motivos que lo llevaron a golpear a la que fuera su pareja hasta llegar a partirle el labio.

Según ha contado el artista, la relación empezó a ir mal cuando Riri se enteró de que su pareja había tenido relaciones sexuales con una de sus extrabajadoras provocando en ella un ataque de celos que acabó en una discusión: "Ella me odió. Después de eso lo intenté todo. A ella no le importó, simplemente no confiaba en mí después de eso". A partir de ese momento, de acuerdo con las palabras del cantante, la relación fue a peor, las agresiones tanto verbales como físicas eran constantes en la relación.

"Aún quiero a Rihanna pero quiero ser honesto. Nos peleábamos, ella me pegaba, yo le pegaba, y nunca estaba bien. Siempre había un momento en el que hablábamos y decíamos: ¿Qué coño estamos haciendo?", confesada Chris asegurando que él ha tenido que taparse los moratones en muchos de sus conciertos.

En cuanto a la noche de la brutal agresión a Rihanna tras la fiesta de los Grammy, ha contado que todo se originó en el momento que la artista vio que la mujer con la que había mantenido relaciones sexuales estaba ahí presenten:"Miré hacia Rihanna y estaba berreando, estaba llorando".

Desde ese momento la noche fue de mal en peor: él le dio su teléfono a la intérprete de 'Diamonds' para que comprobase que él no tenía ni idea de que iba a ir esa mujer, aunque lo cierto es que sí había un mensaje de ella donde le afirmaba que iba a ir, aunque según cuenta Brown, él lo desconocía…

"Empezó a irse, me lanzó el teléfono. Te odio y cosas por el estilo. Empezó a pegarme. Estábamos dentro de un Lamborghini, sabes, ella está enfrentándose a mí". Asegura que le intento tranquilizar explicándole la situación pero ella siguió pegándolo: "Tal y como lo recuerdo ella intentó patearme, pegándome, y ahí fue cuando le pegué. Con un puñetazo de cerca, le di un golpe y le partí el labio. Cunando lo vi me quedé en shock, pensé joder ¿por qué le he pegado así?", dice el cantante.

Después del golpe Rihanna siguió peleando con él e intentó tirarle el móvil por la ventana, hasta que el coche se fue y ahí es cuando Rihanna empezó a gritar pidiendo ayuda. Chris finalmente fue condenado a 5 años de libertad condicional y 180 días de servicio comunitario.