Chenoa ha concedido una entrevista donde ha hablado sin ningún problema de temas tanto personales como profesionales. La cantante se ha abierto por completo y no ha tenido ningún problema en contestar a todas las preguntas que se le hacían con total naturalidad.

Los temas han sido variados, para empezar la artista ha hablado sobre su pasado como profesora, época de la que guarda bonitos recuerdos: "Daba más respeto una clase de niños llorando que un concierto. Yo tenía a niños de meses hasta los 4 años. Fue muy divertido y los quiero mucho", decía Chenoa en el plató de 'Aixó no és un trio' de TV3.

Al preguntarle sobre las críticas que ha recibido todos estos años, la cantante ha reconocido que su peor enemigo es ella misma: "Yo soy mi peor enemiga, nunca estoy satisfecha" y sobre su físico ha dejado claro que es una mujer que le gusta cuidarse para verse femenina: "Me gusta verme femenina y guapa, pero a veces he tenido kilos de más y me he querido igual. A mí lo que me molesta de esto es que suele haber ataques a gente que está formada y eso no lo saben llevar igual", decía.

Y por supuesto no podía dejar de hablar de su paso por 'Operación Triunfo':"Le debo la puerta para llegar a la música o a mucho más público, a todos. Lo miro con mucho cariño, creo que es niña que estaba allí era muy niña, a la defensiva, asustada y con ganas de comerme el mundo. Con una fuerza desmesurada a veces, que hacía que les llegara a la gente prepotente", según ha contado esta experiencia la ha ayudado mucho para hacer de jurado del exitoso programa 'Tu cara me suena': "Juegas con esa experiencia de estar con los nervios y de demostrar en 3 minutos de examen. Pero también pienso que quien te quiere bien te quiere, te hará llorar, y lo tengo muy presente", decía refiriéndose a los concursante del programa.

Pero la pregunta estrella ha sido, sin duda alguna, cuando le han preguntado sobre David Bisbal y su actuación en el 'OT el Reencuentro' cantando 'Escondidos', a lo que la artista ha respondido con total naturalidad: "Quise hacer una carartasis de sentí cariño y amor por una persona por la que ya había sentido. Sin vergüenza, sin el qué dirán. Me da igual, que hablen. Yo soy más afortunada por haber querido, mucho más que cualquiera que se pueda reír por estar enamorada", y por último ha querido dejar claro de una vez que ya no siente nada por su ex: "Ya lo he superado y se nota que estoy amueblada mentalmente y ya no estoy enamorada, señores".