Taylor Swift sí que puede decir que pasa las noches en un museo. La mansión que la cantante tiene en Beverly Hills ha sido reconocida por el ayuntamiento como un monumento histórico, después de ella misma lo solicitas el pasado mes de enero. "Creo que esta es una auténtica joya de la comunidad y realmente tan emocionada de que esto vaya a ser preservado", comentó la alcaldesa de Beverly Hills tras agradecer a la artista y a su equipo la restauración.

Al parecer, la lujosa vivienda de la estrella musical fue construida en 1934 y perteneció al productor de cine Samuel Goldwyn y tiene de todo. La mansión cuenta con una biblioteca, sala de juegos, teatro y una suite de invitados a la que se accede por una entrada independiente. Parece que desde que fue creada ha alojado a algunas de las caras más conocidas como Charlie Chaplin o Frank Capra.

Pero la estrella musical no se conforma con el lujo de su residencia en Beverly Hills y cuenta con más propiedades en distintas partes del mundo en las que ha invertido para renovarlas.

La casa de Taylor Swift en Beverly Hills | Celebrities.es

La casa de Taylor Swift en Beverly Hills | Celebrities.es

La casa de Taylor Swift en Beverly Hills | Celebrities.es

La casa de Taylor Swift en Beverly Hills | Celebrities.es