El verano de 2009 será recordado por todos como aquel en el que la canción 'Colgando en tus manos' llegó a lo más alto de todas las listas y se convirtió en éxito del verano. Lo que poca gente sabe sobre los cantantes que ponían voz a este tema, Marta Sánchez y Carlos Baute, es que años después, concretamente en 2014, ambos acabarían enzarzados en una guerra de acusaciones como consecuencia de su éxito.

Todo empezó cuando Marta concedió una entrevista a finales del pasado año en la que confesó que solo había recibido 6.000 por la interpretación de esa canción, una cantidad muy pequeña en comparación por el éxito cosechado por la misma. Y la cosa no quedó ahí, la cantante siguió con sus disimuladas acusaciones al pronunciar las siguientes palabras: "Me dolió un poco que él nunca se haya interesado por saber cómo me fue a mí con este tema. Es un chico que tiene muchas armas para quedar bien con todo el mundo y ser simpático. Hace muy bien su papel. Él sabe dónde quiere llegar y va a por ello, que es muy lícito".

Como no podía ser de otra manera tras las acusaciones, Baute no tardó en acudir a un plató de televisión para ofrecer su versión de los hechos. "Cuando un compositor hace una canción, siempre pertenece al compositor. En este caso, yo tuve la suerte de haber hecho esa canción. Si la hubiese escrito otro compositor, tan sencillo como que yo hubiese recibido lo mismo que ella recibió. ¿Por qué tiene que decir eso? Yo no le debo nada. Es más, lo contrario. Hicimos más de veinte conciertos juntos y ella siempre cerraba", afirmó tajante en la entrevista.

A pesar del duro cruce de acusaciones, los dos cantantes han decidido darse una tregua. El reencuentro entre ambos se ha producido en un bar de Madrid, reunión de la que Twitter ha sido testigo después de que el venezolano colgase la foto de la reconciliación en su muro.