Cardi B ha decidido que no volverá a pisar un quirófano tras la horrible experiencia que ha tenido después una de las últimas cirugías plásticas a las que se ha sometido. Y así se lo ha comunicado a sus seguidores.

"He entrenado durante las dos últimas semanas porque no me voy a realizar otra cirugía", afirmaba la rapera.

De hecho, la intervención la ha obligado incluso a cancelar sus conciertos. "Realmente no debería estar actuando porque moverme demasiado va a joder mi lipo", explicaba.

"Mis pechos tienen que curarse. Odio cancelar conciertos porque amo el dinero. Soy un adicta al dinero, y me pagan mucho dinero, mucho dinero por estos espectáculos. Estoy cancelando millones de dólares en actuaciones, pero como, la salud es riqueza, tengo que hacer lo que tengo que hacer ", terminaba reconociendo.

 

Sin duda, queda claro que la cantante no está dispuesta a pasar de nuevo por este calvario.