Tras haber sufrido un percance con el sujetador en Las Vegas, Britney Spears la ha vuelto a liar durante uno de sus conciertos en la ciudad más grande del estado de Nevada. A la artista pop le gusta sentirse admirada y aclamada por su público, y al ver que esto no ocurría se cabreo mucho con sus fans.

"Levantad el puto culo de la silla", les dijo Spears a los asistentes al espectáculo. Según hemos podido comprobar en un vídeo publicado en Instagram, la eterna intérprete de 'Baby One More Time' empezó a mostrarse bastante alterada cuando vio que solo aquellos que se encontraban en la primera fila cantaban y bailaban sus canciones.

Aunque a nadie le ha parecido extraño que Britney protagonice un momento como este, lo cierto es que las redes sociales han estallado en comentarios de todo tipo: desde "Qué falta de respeto hacia sus fans", hasta "Viva Britney Spears, es la mejor".