Britney Spears ha acudido a la BBC Radio 1 para promocionar su último álbum de estudio, 'Glory', que saldrá a la venta el 26 de agosto. La princesa del pop ha aprovechado para contar una historia que le ocurrió a principios de este verano: casi muere ahogada por culpa del fuerte oleaje de Hawái.

"Salí y me pareció que era como una piscina de olas, estaba en un momento agradable y refrescante, simplemente hermoso. Pero lo que no pensé es que cuando quieres regresar a la orilla, las olas eran realmente fuertes", contó la intérprete de 'Toxic', que aseguró haber sido arrastrada hacia el interior del océano por olas de más de dos metros de altura.

Britney siguió relatando su temerosa historia -que al final tuvo un final feliz y no trágico- diciendo que el oleaje le arrastró hasta el fondo del mar durante cinco minutos.

"Estaba, literalmente casi ahogada. Y pensaba, ¿dónde está mi seguridad? ¿Me van a dejar morir aquí? Y entonces me encontré con otra ola que me llevó al fondo", seguía. Finalmente la estadounidense llegó a la orilla y pudo salir sana y salva de aquel 'infierno' que relató.