Britney Spears está más feliz que nunca. Además de haber tenido un éxito rotundo con su último disco, parece que la vida empieza a sonreírle en el amor. Jason Trawick le trata como a una princesita y no quiere que le falte de nada, por lo que hace unas semanas fue visto en una joyería en los Ángeles comprando un anillo para su chica desatando así los rumores de compromiso.

Los representantes de la pareja no tardaron en negar tal noticia... Dejándonos una gran pena en el alma. Pero para nuestra sorpresa, hemos pillado a Britney luciendo un pedrusco de película. ¿Estarán jugando al despiste?

Conocemos el gusto de nuestras celebrities por ocultar su vida sentimental, pero que nos mientan tan descaradamente no nos gusta un pelo. ¡Con lo bonito que es el amor para mantenerlo en secreto!

Muchos son los hombres que han pasado por la vida de Britney pero todos le han salido rana. ¿Habrá encontrado en Jason a su príncipe azul? De ser así este habría sido un año redondo para la cantante: bodorrio con el chico de sus sueños y exitazo en lo profesional.

Esperemos que la pareja no se apunte a la moda de casarse en secreto y podamos decir eso de... ¡boda a la vista!