Rihanna asistió a la presentación de 'Valerian and The City of a Thousand Planets' con un impresionante look. Pero parece que este atrevido look no ha hecho otra cosa que abrir una polémica en redes sociales, cuyos usuarios no han dejado de cuestionar la figura de la cantante.

Muchos fueron los que criticaron a la artista por haber subido de peso, otros pensaron que estaba embarazada y, luego estaban sus seguidores más fieles, quienes defendieron a la cantante de 'Diamonds' aplaudiéndola por lucir así de bien sus curvas.

Pero aunque sus fans no dudaron en salir en su defensa, ella tampoco ha querido quedarse callada y ha respondido de la mejor manera posible, riéndose de los que la critican. La artista ha compartido en Instagram un vídeo del año 2015 donde aparece comprando en una tienda un paquete de 'Cheetos' :"¿Alguien me ha llamado gorda?", ha escrito seguido de tres emoticonos riéndose.

Ha vuelto a demostrar que las críticas no le afectan en absoluto y que lo único que le provocan es un ataque de risa.