La boda de Ricky Martin y Jwan Yosef está en peligro. La pareja está afrontando un terrible problema después de que Donald Trump haya establecido nuevas medidas migratorias.

La familia del futuro marido de Ricky no va a poder asistir al enlace tras prohibirse la entrada de personas con pasaporte procedente de Siria en Estados Unidos. Pero el cantante ya está barajando nuevas opciones para poder sellar su amor rodeados de todos sus seres queridos.

"Ahora mismo estamos lidiando con las invitaciones y todo. También tenemos que lidiar con el hecho de que la gran mayoría de la familia de mi prometido es de Siria. Así que posiblemente no podrán venir a este país. Así que podríamos considerar hacerla en Estocolmo o en España", ha declarado el puertorriqueño a la revista Once Drive.

Sea donde sea, ha quedado confirmado que este romance puede superar cualquier barrera que se le ponga en el camino.