Beyoncé apareció por sorpresa en el festival 'Global Citizen' celebrado el pasado fin de semana en el Central Park de Nueva York, acompañando a su marido Jay Z en la canción 'Holy Grail'. Y sin ninguna duda, su aparición fue memorable.

La diva y el rapero lo dieron todo sobre el escenario, tanto que en pleno 'subidón' del tema, Beyoncé se motivó demasiado dejando al aire sus pechos. ¡Menudo descuido! Y es que la artista lució una escotadísima blusa blanca que entre tanto movimiento, se descolocó completamente mostrando ante el enorme público allí presente los encantos de la cantante.

Menos mal que Queen B llevaba un sujetador color carne, porque sino la exhibición nos hubiese recordado al momentazo con le que nos deleitó en la Super Bowl de 2004 Janet Jackson.

Polémicas aparte, la actuación del exitoso matrimonio fue uno de los temas más comentados por las redes sociales y la mejor performance de la noche.