El pasado lunes, Beyoncé y su marido, Jay Z, acudieron al partido de los Nets en Nueva York. La pareja fue fotografiada en la primera fila del campo de basket compartiendo sonrisas y pasando una agradable tarde de NBA. Sin embargo, una cámara indiscreta pudo grabar un momento de lo más tenso y extraño protagonizado por la mediática pareja de estrellas durante el partido.

En el vídeo podemos observar como Bey y Jay Z mantienen una conversación un tanto tensa, a juzgar por las caras de ambos y sus sonrisas forzadas. La conversación continúa hasta que ambos dan por zanjada  la discusión, y es entonces cuando la cantante comienza a moverse de un lado a otro, moviendo la cabeza al ritmo de una música inexistente, como si estuviera escuchando una canción imaginaria. Lo único que sonaba en ese momento era el 'speaker' del partido animando al público del recinto.

Beyoncé continúa varios minutos con la mirada perdida hacia el infinito, balanceándose con un comportamiento de lo más terrorífico, propio de una mujer... ¿Poseída?

Después del archi famoso vídeo que dio la vuelta al mundo, en el que la hermana de Queen Bey, Solange, atizaba contundentemente a Jay Z en un ascensor ante la indiferente mirada de la cantante de Houston, este clip resulta casi tan escalofriante como aquel. ¿Qué le pasa a Beyoncé?