Celebrities » Pop

DESPUÉS DE UNA JORNADA CON IVY BLUE

Beyoncé, después de marcarse un 'topless' se va de puenting a Nueva Zelanda

¡Ella no quería ser menos! Beyoncé se une a la moda de enseñar carne fresca en las redes sociales, y es que si el resto de las celebrities lo han hecho, ¿por qué ella no?. Después de pasar una tierna jornada junto a su pequeña, Ivy Blue, Beyon decidió quedarse en 'pelotilla' picada en una hamaca al aire libre en su casa. Pero si no había tenido suficiente subidón de adrenalina, la cantante aprovechó su viaje hasta Nueva Zelanda, donde tenía concertado un concierto, para practicar puenting. Y es que Beyoncé no le tiene miedo a nada.

Publicidad

¡Beyoncé no para! La cantante ha demostrado una vez que ella se lleva muy, pero que muy bien con las redes sociales. Y ha decidido unirse a la  moda de enseñar carne en la dimensión 2.0 al igual que han hecho otras celebrities como Miley Cyrus, Nicki Minaj o Kim Kardashian.

Hace días la cantante aprovechó un descanso entre tanto trabajo para pasar una tierna jornada en familia y dedicarle todo el tiempo posible a su pequeñita, Ivy Blue. Después decidió compartir con sus seguidores a través de su web oficial lo bonito que había sido la jornada junto a su peque.

Pero más tarde, parece que metió a su hija en la cama y se desprendió de todo lo que le apretaba y se puso de lo más cómoda posible tumbada en la hamaca como Dios la trajo al mundo, eso sí con los labios bien pintados de royo y 'joyón' en la mano. ¡Menudo derroche de sensualidad Beyon!

Pero ahí no acabó la cosa porque después de ejercer su faceta como madre y sacar a relucir su lado más sexy en 'pelotilla picá'. Beyoncé se armó de valor en Nueva Zelanda, donde se encontraba para dar un concierto, y decidió practicar el ‘bungee jumping’ y compartirlo con todos en su web bajo el título: “Caída libre en Nueva Zelanda”. ¡Todo un todoterreno de mujer!

Publicidad