Beyoncé ofreció el pasado 15 de octubre un concierto benéfico Tidal X 1015 en el Barclays Center de Brooklyn, cuyos beneficios van destinados a la Fundación Robin Hood, que tienen como objetivo ayudar a las personas que viven en la pobreza.

Así, durante una de sus actuaciones la artista sufrió un pequeño percance en una de sus orejas con el que empezó a sangrar después de que su larga trenza se enredara con uno de sus pendientes. Un hecho que la misma Beyoncé no le dio importancia pues siguió con su actuación en todo momento.

Pero, quien si le ha dado importancia ha sido algunos de sus fans quienes se han revolucionado en Twitter por este hecho creando el hashtag #CutForBeyonce y publicando en la red social imágenes autolesionándose para solidarizarse con su artista favorita.

"Si sangra la reina de la colmena debemos derramar nuestra sangre para restaurar su estado de ánimo", puede leerse en uno de los tweets acompañado de una foto con un brazo sangrando por un corte.

Aunque al ver algunos de los tuits hay gente que ha pensado que puede tratarse todo de una broma y han lanzado sus quejas en la misma plataforma.