Menudo susto se llevó Belinda cuando vio cómo un fan se subía al escenario en el que ella estaba actuando y empezó a agarrarla. La cantante no podía escaparse de los brazos de este fanático, hasta tal punto que se cayó mientras forcejeaba con él.

El fan consiguió esquivar al personal de seguridad de Belinda y colocarse frente a ella encima del escenario. Pero cuando empezó a cogerla, los de seguridad aparecieron corriendo para rescatar a la cantante de ese anónimo que no la soltaba. Las 50.000 personas que habían asistido al concierto de la mexicana no daban crédito de lo que allí estaba suceciendo.

Parece que Belinda ya se ha recuperado del susto, y ha retuiteado en su cuenta de Twitter el vídeo en el que se muestra la escena para que todos sus seguidores puedan verlo. ¿Querrá que todos sus fans vean hasta dónde puede llegar la locura o estará orgullosa de que haya algunos tan obsesionados con ella?