Celebrities » Pop

LES INSULTAN UNOS PAPARAZZIS

El ataque racista que han sufrido John Legend y Chrissy Teigen

John Legend y Chrissy Teigen han sido víctimas de un ataque racista por parte de unos paparazzis el pasado 19 de enero mientras recorrían el aeropuerto John F. Kennedy de los Estados Unidos. La modelo y mujer del músico ha querido compartir con sus seguidores el trato recibido y al parecer pretende tomar medidas contra el fotógrafo que les habló de forma despectiva cuestionando: "Si hemos evolucionado de los monos, ¿por qué John Legend sigue estando aquí?".

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

John Legend y su mujer, Chrissy Teigen, vuelven a ser noticias. Esta vez no se debe a la defensa de la belleza natural que ha reivindicado recientemente la modelo en las redes sociales mostrando las estrías de sus muslos después de los cambios que ha experimentado su cuerpo durante y después del embarazo, ni a la presentación del cantante en los Grammy 2017, ni a su colaboración musical con Ariana Grande.

Esta vez es por la incómoda situación que les ha hecho vivir un paparazzi que les abordó en el aeropuerto John F. Kennedy de Estados Unidos. Parece incomprensible que se sigan dando este tipo de actos racistas, pero nos alegra que Chrissy haya tenido la determinación de criticar y hacer público lo vivido por medio de las redes sociales. Además, según ha asegurado está esperando para tomar medidas contra el fotógrafo.

La modelo ha escrito varios tuits en su cuenta en la red social narrando la incómoda situación. Al parecer, fueron muy amables con los medios y respondieron las preguntas que les hicieron de forma simpática, hasta que uno de ellos decidió atacarles por su color de piel. El paparazzi comentó: "Si hemos evolucionado de los monos, ¿por qué John Legend sigue estando aquí?", este ofensivo comentario enfureció a la modelo que ha defendido a su marido, que estaba con ella en el momento de la agresión, en las redes sociales.

Según ha explicado Chrissy están esperando a que las imágenes salgan a la luz para identificar al fotógrafo y comenzar a tomar medidas legales contra él por su actitud racista.

Publicidad