Taylor Swift se ha pronunciado por primera vez en lo que a política se refiere y ha calado hondo en sus más de 112 millones de seguidores. La cantante ha criticado a la candidata republicana al Senado por Tennesse, Marasha Blackburn, y el efecto que ha conseguido ha sido espectacular.

Sus palabras llegaban al día siguiente de que se confirmara el nombramiento del juez Brett Kavanaugh como nuevo miembro del Tribunal Supremo. Tras las tres acusaciones que tiene el magistrado por abuso sexual, la polémica votación fue seguida por todo el país. Y precisamente Blackburn apoyó a Kavanaugh, algo que no le ha gustado nada a la artista.

De esta forma, Taylor ha conseguido que casi la mitad de inscripciones para votar de este mes llegaran en tan sólo 36 horas, un total de casi 5.200 nuevos votantes. Y en tan sólo un día se han registrado más de un tercio de todos los que lo hicieron en todo el pasado mes.