Ariana Grande ha vuelto a liarla... La egocéntrica actitud de la cantante ha provocado que su asesor personal dimita, harto de los contínuos caprichos, aires de diva e insoportable actitud de Ariana.

Según informan fuentes cercanas al 'life coach', todos los rumores que etiquetan a la exitosa artista de 'niñata' y maleducada son ciertos: "Sólo deja que le fotografíen el lado izquierdo de la cara, sin luz natural. Es maleducada con sus fans. También está obsesionada con su pelo e incluso estuvo tiñéndoselo cada tres días, y su enorme coleta es falsa". Estas mismas fuentes aseguraron que "actúa contínuamente como una niña y necesita que la mimen todo el tiempo".

Desde luego, la fama se le está subiendo a la cabeza a Ariana demasiado rápido y con el frenético ritmo de vida que exige la insdutria musical, podemos decir que esta nueva faceta como diva del pop, aún le viene muy 'Grande'...