Ariana Grande ha reanudado su gira después de que se viese obligada a cancelar algún concierto por problemas de salud. No hace mucho nos enteramos de la cancelación de un concierto previsto en Sacramento. Pero la cantante se ha recuperado, y está mejor que nunca, tanto que ha querido compartir esta feliz noticia con sus fans en Twitter. Además el médico le ha dicho que es una "perra a prueba de balas".

"Mi doctor ha mirado mis cuerdas vocales hoy, después de una semana de la tos, y un mes consecutivo de canto, y me ha llamado: perra a prueba de balas", ha declarado la cantante muy emocionada.

Y es que a Ariana lo que más le preocupaba de tener que cancelar su gira era decepcionar a sus fans, así que ahora ha vuelto con más fuerza y alegría que nunca. ¡Y nosotros que nos alegramos!