Ariana Grande todavía continúa muy afectada por la muerte de su exnovio, el rapero Mac Miller. Y es que a raíz del fallecimiento del rapero, Ariana no ha parado de demostrar lo importante que fue Miller para ella.

Prueba de ello es el último gesto que ha tenido la cantante con su exnovio fallecido, la cantante ha decidido adoptar a su perro y hacerse cargo de él.

Así lo demostraba a través de su cuenta de Instagram publicando un vídeo y varias imágenes junto a la mascota del fallecido rapero.