Ariana Grande sufrió en primera persona el atentado de Manchester que acabó con la vida de muchas personas en el mes de mayo. Después de la tragedia, el estado de shock hizo que cancelase su gira y ahora, meses después, sigue aplazando sus actuaciones.

Lo último ha sido el mensaje que lanzaba tras la cancelación de su show en Vietnam horas antes de que comenzara. Así quiso dirigirse a sus fans que la esperaban con ansia: "Mis chicos de Vietnam, me disculpo desde el fondo de mi corazón pero estoy luchando con algunos problemas de salud en este momento. Vine aquí, a Vietnam, tan emocionada por el concierto, pero mi médico no me permite presentarme ante vosotros esta noche", explicó.

"Lo siento, lo siento. No hay nada que odio más que hacer esto, pero yo les prometo que se lo recompensaré en el futuro, los amo y les agradezco su comprensión", se disculpaba la cantante. Tras estas faltas que apuntamos en la agenda de la cantante, esperamos verla muy pronto subida otra vez en lo alto del escenario.