Kanye West entraba en el hospital de Los Ángeles en un grave estado de nervios. Después de unas extrañas apariciones públicas, y tras anular su gira Saint Pablo, se anunciaba que el rapero permanecería ingresado un tiempo para poder dar un diagnóstico adecuado sobre su estado de salud. El marido de Kim Kardashian se sometió a demasiado estrés, que junto con los problemas de estabilidad emocional que sufre desde que falleció su madre, le hicieron perder los papeles.

No ha sido un periodo fácil para Kanye y Kim. Desde que la empresaria sufrió un atraco a punta de pistola en un hotel de la capital francesa, no han conseguido reponerse. A ese acontecimiento, que retiró a Kim de la vida pública durante un tiempo, se le suma el estrés, el trabajo acumulado, la falta de descanso y el aniversario de la muerte de su madre, y el cantante se ha desestabilizado.

En un principio, la hospitalización del rapero se achacó a la falta de descanso por la apretada agenda de trabajo. Pero ahora, todo señala que el verdadero motivo por el que está destrozado, es el aniversario de la muerte de su madre, de la que se ha culpado.

Cuando Donda falleció en 2007 a los 58 años de edad por un fallo en una cirugía estética, Kanye no ha conseguido reponerse y se continúa culpando. La reciente información que ha sido contrastada, confirma que el día que West anunció la cancelación su espectáculo en Los Ángeles, coincide con el día de la muerte de su madre hace 9 años, 20 de noviembre. Posteriormente se sucedieron las extrañas apariciones públicas, la cancelación del resto de la gira y el ingreso en el hospital.

El año pasado, tras ganar el Grammy, concedió una entrevista a Q Magazine, donde el rapero se culpó de la muerte de su madre: "Si no la hubiese traído nunca a Los Ángeles seguiría viva".

Fuentes cercanas al artista han declarado que ya está más animado, y se repone poco a poco, aunque lo único que quiere es seguir haciendo música dentro del hospital, pero tanto su mujer como los médicos, le recomiendan que descanse. Sus hijos acompañados de un adulto pueden acudir a ver a su padre al centro de salud.