Amaia, tras su paso por 'OT', fue la representante de España en Eurovisión y después fue capaz de llenar el Teatro Real de Madrid. Además, dentro de unos días lanzará su primer single 'Un nuevo lugar', por lo que su carrera profesional va viento en popa. Sin embargo, una de las cosas que más han destacado de la cantante ha sido su gran naturalidad allá donde vaya.

La última ha sido en su tierra natal, Navarra, durante una gala de la televisión provincial, a la que asistió para recoger el premio 'Valores jóvenes'. La cantante estaba lista para tocar la canción con la que ganó la final del concurso: 'Miedo' de MClan. Cuando estaba sentada en el piano y comenzó a cantar, se dio cuenta de que algo no estaba bien como la posición de su micrófono y lo colocó. Durante unos segundos más continuó cantando, hasta que el micrófono se cayó.

Su reacción, ante todos los asistentes, fue decir: "Joder. Voy a empezar otra vez", a lo que el público no pudo más que aplaudir y reírse. Con este sutil gesto nos demostró por qué ha sido siempre tan alabada y ha sido capaz de transmitir tanta alegría porque Amaia es todo naturalidad.