Desde hace tiempo han sido muchos los famosos que han hablado abiertamente de las tendencias de sus hijos, y la última en sumarse a defender la libertad de los más pequeños y desprendernos de todo tipo de etiquetas ha sido Alicia Keys.

La famosa cantante ha compartido con todos sus seguidores de Instagram un vídeo donde cuenta qué ocurrió cuando llevó a su hijo a un salón de uñas después de que el pequeño le pidiera a su madre que quería pintarse las uñas del color del arcoíris.

Y una vez con las uñas pintadas, pasó lo que la cantante no se esperaba…

Y es que el pequeño le pidió a su madre que se las quitase porque "a la gente no le va a gustar", lo que horrorizó por completo a Alicia Keys que no dudó en trasmitirle a su hijo seguridad y luchar por aquello que le gusta sin importarle lo que piensen los demás: "Quédate con eso. Lo elegiste. Te gustó. A mi modo de ver, hay energías masculinas y femeninas dentro de todos nosotros, punto. Me preocupa que no podamos explorar estos lados diferentes de nosotros mismos".

¡Bien hecho Alicia Keys!