Alejandro Sanz se coronó este fin de semana durante su concierto en el estadio RCDE de Cornellà-El Prat (Barcelona), y es que la emoción que allí se vivió fue tal, que hasta el propio cantante rompió a llorar debido al gran cariño que recibió por parte del público.

Sanz, que llevaba cuatro años sin publicar un álbum, presentó su nuevo trabajo 'El Disco', y fue durante la interpretación de su sonado éxito 'La tortura', tema que canta junto a Shakira, cuando la emoción del momento le superó y comenzó a llorar. En ese momento, el cantante se tapó la cara incapaz de frenar las lágrimas, un gesto que sin querer, se convirtió en viral.

Muchos de los asistentes al concierto empezaron a subir fotos imitándole junto al hashtag 'el gesto de la emoción', algo que el mismo Alejandro ha compartido en su Instagram queriendo agradecer el mismo cariño recibido.