El Hormiguero volvió a deleitarnos una noche más con un invitado estrella: Alejandro Sanz. El cantante acudió al programa de Antena 3 con motivo del éxito que ha cosechado su último trabajo, 'Sirope', que ha sido Triple Disco de Platino en España y ha ganado dos Latin Grammy.

Durante su entrevista, el invitado se ganó al público hablando acerca de su hijo Dylan, de cuatro años, y de 'Capitán Tapón', el tema que le dedica al niño en su último trabajo. "He aprendido muchas cosas de Dylan. A vivir cada minuto como si fuera el último, he aprendido que existen superpoderes (él, por ejemplo, quiere tener el superpoder de ser feliz siempre). Tiene una capacidad de enfrentarse a los problemas muy especial", comentó feliz.

En cuanto al mediático tema que sacó Laura Pausini cuando comentó que Dylan le había dado un beso en los labios a su hija, Sanz explicó: "Él es romántico y jeta. Le encanta bromear con sus amigos. Cuando ve a una chica se pone tontorrón y le da vergüenza, se mete la mano en el bolsillo...". ¡Qué mono!

Al final del programa, Pablo Motos abrazó a su invitado y le dijo: "Ha sido un placer verte de nuevo. Sabes que es una noche especial y no te voy a olvidar". A lo que Alejandro respondió: "Yo te lo quiero agradecer porque sé que ha sido un día muy difícil pero el jefe está muy orgulloso de ti seguro", haciendo referencia al fallecimiento del padre del presentador ese mismo día.