Eleni Foureira era una de las grandes favorita este año en el certamen de Eurovisión. De hecho, consiguió el segundo puesto, quedándose a un paso de conseguir el micrófono de cristal, con el que finalmente se hizo Netta, la representante israelí.

Alberto Botía y Eleni Foureira a su llegada | Gtres

Aun así, Eleni, que actuó por Chipre, consiguió con su ‘Fuego’ la mejor posición para su país en la historia del certamen. Y es que tuvo cerca a su mejor talismán: a su chico, Alberto Botía, el futbolista español con el que sale desde hace un par de años.

El murciano llegó junto a su chica antes de que diera comienza Eurovisión, pero mientras que Eleni se convertía en el centro de todos los flashes y saludaba a sus fans, él prefirió quedarse en un segundo plano e, incluso, adelantarse a su chica, para distanciarse un poco de ella y no aparecer demasiado juntos, ya que desde el inicio de su relación siempre se han mostrado discretos.

Alberto Botía se adelantó a Eleni | Gtres