Celebrities » Pop

LA ASISTENTE TENÍA HASTA TRÍPODE

Adele le pide a una fan que deje de grabar durante uno de sus conciertos

Los momentazos que nos regala Adele durante sus conciertos  y fuera de ellos ya son conocidos por todos, y el pasado sábado volvió a dejarnos una escena para el recuerdo en su actuación en Verona. La cantante paró de cantar para pedirle a una fan que dejara de grabar y que disfrutara de la vida real, pues parece ser que la asistente no había soltado la cámara ni un minuto e incluso llevaba trípode. ¡Mamma mía!

Publicidad

Cuando vamos a un concierto, es normal que queramos dejar inmortalizado algún momento de la actuación con nuestras cámaras y móviles. Sin embargo, parece ser que una de las fans de Adele no soltó la cámara ni un minuto durante su concierto del sábado en Verona, ya que la cantante tuvo que parar el espectáculo para echarle una pequeña bronca y sugerirle que parara de grabar.

Adele estaba en mitad de la actuación cuando se giró y se dirigió a la susodicha: "Querría pedir a esa mujer de ahí: ¿Podrías dejar de grabarme con tu cámara de vídeo? Porque estoy aquí en la vida real, puedes disfrutar en la vida real, en vez de a través de tu cámara", le soltó sin cortarse un pelo.

La asistente debía estar grabando hasta con el trípode, pues la artista le pidió que lo bajase: "Esto no es un DVD, es un espectáculo en directo y me gustaría mucho que lo disfrutaras, porque hay mucha gente ahí fuera que no ha podido entrar", dijo antes de volver a darse la vuelta, enfadada.

Uno de los presentes en el concierto consiguió grabar el épico momento de la cantante de Tottenham y ya ha alcanzado casi un millón de visitas en YouTube, y no nos extraña, pues son muchos a los que les vuelve locos el poderío de Adele.

Publicidad