El pasado mes de abril se hacía público que Adele y su marido, Simon Konecki, habían decidido separarse tras varios años de matrimonio y un hijo en común.

Una etapa complicada donde Adele ha decidido centrarse en su cuerpo, y es que si hace meses nos quedábamos alucinados con su notable de peso, la cantante ha reaparecido más delgada que nunca.

La cantante británica viajaba hasta Los Ángeles para acudir a la increíble fiesta que Drake organizó para celebrar su 33 cumpleaños.

Una figura increíble que te mostramos en el vídeo y que dejó a todos completamente alucinados.