El pasado lunes, Adele dio por finalizada su gira después de conceder 107 conciertos durante 10 meses. Y aunque la cantante ha exprimido hasta la última gota de este tour con el que ha vivido momentos memorables junto a sus fans, Adele ha demostrado que no hay nada como volver a casa y poder quedarse al lado de su pequeño.

"Acabo de terminar mis 107 shows en 10 meses. 100% en vivo cada noche. Lo destrocé, aunque lo diga yo misma. Ustedes han sido increíbles, cada noche han sido tan hermosos, amorosos y comprometidos. Mi banda y mi equipo, ustedes hicieron que todo girara. Y mi hermosa familia lo hizo fácil para mí", escribió la ganadora del Oscar a través de su cuenta de Instagram.

Tras esta inmensa gira, parece que la cantante va a tomarse un respiro de dos años para centrarse en su familia y en aumentarla… ¡Sí, sí como lo lees! Así lo comunicaba la artista el pasado lunes en el último concierto que ofreció en Phoenix: "Aplaudan para mí, ¡lo hice! Los veré del otro lado. En un par de años estaré de vuelta. No podrán deshacerse de mí. ¡Voy a tener otro bebé!".

De momento no se ha confirmado si la cantante está embarazada ya o es que va a ir en busca de su segundo hijo, pero como declaraba hace tiempo, ha vuelto a sentir la llamada de la maternidad: "Mi hijo está a punto de cumplir 4 años muy pronto. Estoy empezando a ponerme muy emocional al respecto porque siento que una vez que cumplen cuatro ya no es un bebé. Por lo tanto mi vientre me está empezando a doler un poco. Es como que me pide un bebé".