Adam Levine ha vuelto a demostrar que, a pesar de su imagen de tipo duro cubierto de tatuajes, es todo un romántico. Así se lo ha demostrado a su esposa, Behati Prinsloo, el día que cumplían un año como marido y mujer.

El músico y su mujer se han escapado de viaje a Cabo, lugar donde sellaron su amor el 19 de julio de 2014 ante más de cien invitados. Allí la pareja ha disfrutado de unos días llenos de romanticismo, que culminó en el momento que el vocalista de Maroon 5 se subió al escenario del restaurante en el que cenaban, el mismo en el que se celebró el convite de su boda, para cantarle a su mujer el clásico de Marvin Gaye 'Let?s Get It On'.

La actuación sorprendió a todos los allí presentes y dejó a la top boquiabierta y sin poder ocultar una gran sonrisa. Al terminar, Adam se acercó a ella y le dio un gran y romántico beso mientras era vitoreado por el público.