Beyoncé ha decidido tomar un descanso en mitad de su gira musical 'Formation World Tour' y ha elegido Italia para pasar unos días junto a su marido Jay-Z. Sin embargo, se ha visto a la pareja discutir -según ha informado el Daily Mail- y parece que la intérprete de 'Single Ladies' se está aburriendo demasiado.

Desde que en mayo salió a la venta Lemonade, el último disco que ha grabado, Queen B no ha parado. La diva del pop necesita bajarse de los escenarios y reponer energías para los futuros conciertos que empiezan (de nuevo) el 7 de septiembre.

Según ha informado el tabloide británico, Beyoncé y Jay-Z han estado paseando por Cerdeña y no se han dirigido la palabra prácticamente, no obstante sí iban cogidos de la mano por Porto Cervo.

Aunque dispone de un yate de lujo, un hotel de cinco estrellas, la cantante está más preocupada por mirar el móvil y no se le ha visto sonreír en ninguna ocasión, como se puede comprobar en las imágenes. ¿Habrá crisis en el matrimonio más famoso de los Estados Unidos?