Estamos cansados de ver a miles de adolescentes volverse locas cuando se encuentran frente a sus ídolos y es que el efecto fan nos ha dado muy buenos momentos. Pero… ¿Quién ha dicho que solo los jóvenes pueden ser tan fans de alguien?

Pues el siguiente vídeo demuestra que el efecto fan se puede dar a cualquier edad, algo que nos ha demostrado una entrañable abuela que acudió a uno de los concierto de su ídolo, Robbie Williams, y no pudo contener su alegría al poder ver al cantante en acción.

En las imágenes vemos como la señora se desmelena ante el resto de asistentes cuando el británico empieza a cantar una de sus canciones más míticas, Let Me Entertain You. Sin duda, un vídeo de lo más dulce que a la vez te llena de energía.