La edad no es sinónimo de belleza, prueba de ello es la modelo francesa Yazemeenah Rossi quien a sus 60 años ha sido nombrada como la abuela más sexy de Instagram.

Solo hay que echar un vistazo a sus redes para ver que esta madre de dos hijos y abuela de dos nietos es todo un pibonazo. Lleva más de una década sobre las pasarelas y ha participado en campañas de prestigiosas firmas como Hermés o Yves Saint Laurent.

Aunque nació en Córcega en los años 90 se trasladó a nueva York y actualmente vive en Malibú. La top asegura que no se ha sometido a ninguna operación de cirugía estética, que su icónica melena plateada es natural y que su secreto para mantenerse joven es una dieta equilibrada, algunos minutos de meditación diarios, practicar deporte y ducharse con agua fría.

"Me exfolio la piel una vez por semana con un preparado de aceite de oliva y azúcar, como un aguacate diario y sigo una dieta rica en pescado y carne. No hago excesivo ejercicio físico y trato de evitar en la medida de lo posible los medicamentos", termina diciendo.