A Marimar Quiroga le detectaron de pequeña un tumor benigno en el sistema linfático de la zona cervical conocido como higroma quístico que, pese a no ser cancerígeno, se reproduce de manera desproporcionada, por lo que esta joven ha tenido que ser intervenida varias veces para reducir el tamaño del bulto.

Su enfermedad le ha obligado a respirar por un tubo conectado al esófago, comer a través del estómago y comunicarse mediante el lenguaje de signos, ya que padece sordera parcial. Pero lejos de deprimirse, Marimar ha demostrado tener una fuerza de voluntad inigualable, y es que le encanta el maquillaje y está estudiando para dedicarse a ello, por lo que sus trucos y consejos están cautivando a millones de usuarios que ven sus vídeos alrededor del mundo, que ya cuentan con cien mil seguidores.

Marimar pretende cambiar el concepto de belleza que la sociedad tiene hoy en día, y en su Instagram escribe cosas como esta: “La modelo perfecta no significa una cara y un cuerpo perfectos, es mostrar tu propio concepto de belleza”. ¡Un ejemplo a seguir!